Barra libre de emociones.

Mama se va a la guerra - Barra libre de emociones.

Sigueme en 

1.

Desde el instante en que el cáncer se convirtió en mi vida, los sentimientos afloraron con otra intensidad, era una mezcla de rabia, ira, impotencia y un largo etc ... Durante todo el proceso, eran muchas las noticias que recibía, había días en los que estas pintaban muy bien, y otros en la que era mejor no había levantado de la cama. Lloraba, y ni siquiera sabíamos porque, o quería esconder el motivo por el cual lo estaba haciendo, sonreía a ratos, y en otros mi cuerpo deambulaba por eso que llamaban la vida y que me parecía más bien un absoluto infierno. Si el niño no tiene la edad suficiente, la combinación perfecta para la persona más insoportable de la faz de la tierra, (yo tenía escusa) hay muchas personas que lo tienen y no tienen, (sonrío).

 

- ¿Qué te pasa?

- Ni yo misma lo sé.

 

O jalá Hubiera Tenido Respuesta a Tantas Preguntas sin resolver, Que hoy habiendo Pasado ya TODO, sigo pecado encontrarlas. Como un cuerpo cansado, castigado por tanta medicina, no me admitió, no me reconoció, no me llamó la atención lo peor de mí y diré que es normal, que todo esto es muy duro y que hay que "sacarlo" por algún lado, pero que al llegar a casa tiene el mismo sentido que cuando se despertaba, esa sensación de estar pagando con los tuyos, con el mundo, que nadie tiene la culpa. Y es que a veces pienso, ojalá le haya podido poner cara a esta maldita enfermedad.

 

- ¿por qué? preguntareis.

 

Porque si hay algo en el que aprender a usar el ser humano cuando no es capaz de hacerlo, cuando pierde el control o las cosas no lo salen como espera, necesita echarle la culpa a algo, señalar con el dedo a otro y así "librarnos" esa culpa que tanto pesa. Lo sé, no era yo, era una versión de mi enferma, una actitud y una postura para tanta droga que cura, pero a qué precio. Pero yo, en esos instantes ojalá puede señalar con el dedo al maldito cáncer y así quitarme un poco de culpa por tanta pregunta sin resolver y por tanto mal humor llevado a cuestas. 

 

Creo que el cáncer tiene que venir con un manual de sentimientos, para poder llevarlo a cabo, aunque fuera un poquito mejor y hacerle la vida más fácil a los que nos acompañen en todo este proceso.

 

A todas esas personas, gracias por aguantar en algún momento a mi peor versión. 

 

Es necesario esperar, aunque la esperanza haya sido siempre frustrado, pues la esperanza sea una cosa así, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.

 Samuel Johnson. 

#mamasevaalaguerra